Zeus es un búho muy especial. Este animal ha sido protagonista de varios medios norteamericanos por una característica física muy reseñable: sus ojos parecen albergar cientos de estrellas.

Zeus es ciego, y lo irónico es que una criatura nocturna incapaz de ver las estrellas exhiba toda una constelación en sus ojos.


La causa de tan peculiar anomalía, que se asemeja a la de una galaxia en formación, se debe probablemente a una sustancia gelatinosa llamada humor vítreo, que en ocasiones forma hebras de colágeno que flotan a su alrededor.

En concreto, los ojos de Zeus padecen una degeneración corneal, endoteliopatía (una inflamación intraocular crónica que afecta a la retina) e uveítis (hinchazón o irritación de la úvea, capa media del ojo), que pudo haber sido causada por el ataque de un depredador o por un golpe durante un vuelo. También padece una catarata, carece de iris, y las manchas que brillan es el resultado de pigmentos de coágulos de sangre.

Este pequeño búho fue encontrado en el porche de una casa, y debe su nombre al dios griego del cielo y el trueno.

A pesar de su cuadro clínico, el animal no padece ningún dolor por su patología pero debido a su ceguera, Zeus no puede vivir en libertad. No obstante lleva una vida apacible y feliz en un centro de recuperación de vida salvaje en Sylmar, California, donde cuidan de él y celebran que comparten su día a día con el búho de "los ojos llenos de estrellas".

20minutos.es 24/11/14