Microsoft ha anunciado que Xbox One se venderá también sin Kinect por 399 euros.

Este nuevo pack llegará a todos los mercados en los que actualmente se está vendiendo la consola el próximo 9 de junio, lo que deja a la nueva máquina de Microsoft al mismo precio que PlayStation 4, aunque sin su sensor de movimiento.

Desde que la consola se puso a la venta, Microsoft defendió que Kinect era prácticamente imprescindible para disfrutar de su experiencia, aunque siempre aseguraba que se podía desconectar si no nos gustaba el dispositivo, motivo por el cual muchos usuarios demandaban una versión más barata que no incluyera este sensor.

Kinect por separado desde otoño

Finalmente, Microsoft ha decidido ofrecer también un pack sin el nuevo Kinect, aunque si lo queremos, podremos seguir comprando el original que lleva vendiéndose desde noviembre por 499 euros. Si los usuarios que se compren la consola sin Kinect quieren hacerse con el sensor de movimiento más adelante, Microsoft ha confirmado que Kinect 2 se venderá por separado desde este otoño, todavía sin desvelar precio, aunque es de esperar que cueste alrededor de 100 euros, los que se rebaja la consola.

20minutos.es 13/05/14