Viacom, Disney y Al Jazeera, interesados en obtener su propio canal de TDT en España


La ejecución de la polémica decisión del Tribunal Supremo sobre el cierre de nueve frecuencias digitales ha provocado gran incertidumbre en el panorama audiovisual español. Mientras las cadenas afectadas por el apagón muestran su disconformidad con la solución adoptada sin que el Gobierno actúe, éste se ha planteado sacar a concurso la licencia de cuatro o cinco nuevos canales de televisión como medida para satisfacer a Mediaset España y Atresmedia TV, según informó Vozpópuli.


Tras esta noticia, grandes grupos extranjeros se han interesado en obtener una de las nuevas licencias. Tal y como ha publicado El Confidencial Digital, Viacom (Paramount Channel, MTV), Disney o Al Jazeera ya han trasladado al Ejecutivo su petición por hacerse con uno de estos nuevos canales, ya que hasta la fecha ninguno posee una licencia propia en abierto.


En el caso de Disney y Viacom, ambos han formado parte antes del mercado audiovisual en España, pero siempre lo han hecho a través del alquiler de una licencia a una compañía española (Viacom, en el caso de Paramount Channel y MTV) o formando parte de su accionariado (Disney, en el caso de Disney Channel). Al Jazeera, por su parte, nunca ha emitido en abierto y su presencia es prácticamente escasa.


Al Jazeera ya ha estudiado su viabilidad en España


Precisamente Al Jazeera es la que más avanzado en los trámites para convertirse en propietaria de esa concesión administrativa, pero se ha topado con un problema legal. Según el citado portal, el grupo catarí contrató los servicios de varios abogados para que elaboraran un informe sobre la viabilidad del canal en España, pero la legislación impide que este trámite sea efectivo.


Atendiendo a la Ley General de Comunicación Audiovisual, la cadena no podría ser concesionaria de una licencia de TDT en un posible nuevo concurso, ya que no cumple con el principio de reciprocidad. Un requisito que debe cumplir cualquier empresa extranjera que quiera adquirir una licencia de televisión en España y que obliga a que cualquier compañía española tenga permitido el acceso a una licencia propia en su país de procedencia, algo que por el momento Catar no acepta.


A pesar de ello, los grupos españoles se postulan como favoritos para readquirir las nuevas licencias, ya que ellos ya han invertido grandes sumas de dinero en el lanzamiento de los canales de televisión ahora afectados por la sentencia judicial.


Fuente