Mapa del hidrógeno en Vesta

Espacioprofundo.es 21/09/12

La sonda Dawn ya ha abandonado Vesta, el protoplaneta más grande conocido -con 530 km de diámetro- del sistema solar y que se encuentra en pleno cinturón de asteroides, pero los datos que ha proporcionado de este objeto primordial son tantos que aún se sigue trabajando en ellos.

Y estos nuevos estudios han revelado la presencia de una gran cantidad de hidrógeno cubriendo su superficie, materiales volátiles que han coloreado una amplia franja en su ecuador.

Thomas Prettyman, líder de uno de los equipos, dijo del Instituto de Ciencia Planetaria en Tucson, Arizona comento que se habían sorprendido al ver una cantidad significativa de hidrógeno sobre la superficie de Vesta.

El detector de rayos gamma y neutrones (GRAND) de la Dawn mostró esta gran cantidad de hidrógeno, pero lo más llamativo fue ver que la composición del protoplaneta era sorprendentemente similar a una clase de meteoritos que han alcanzado nuestro planeta, los llamados Howarditas, Eucritas y Diogenitas (HED), lo que llevó a pensar a los científicos que estos meteoritos eran originarios de Vesta.

“Esto une firmemente los meteoritos HED a Vesta”, comentó Prettyman. El significado y la importancia de estos hallazgos es que, si realmente estos meteoritos proceden de Vesta, entonces, se pueden estudiar en gran detalle en un laboratorio y aprender acerca de cómo se formo Vesta. Este asteroide gigante es un embrión planetario congelado en una fase muy temprana de desarrollo.

Los científicos creen que Vesta fue creado durante los primeros millones de años de la existencia del sistema solar, y podría haberse convertido en un planeta de pleno derecho, si las cosas hubiesen sido de otra manera. Mediante el estudio de este protoplaneta, los investigadores pueden aprender más acerca de cómo la Tierra llegó a formarse.

Un segundo documento publicado en la revista Science informa de la existencia de un terreno en el que se aprecian las marcas que habitualmente aparecen cuando se vaporizan productos químicos tras ser calentados por el impacto de asteroides.



Una vista en perspectiva del cráter Marcia, en Vesta. Marcia (70 km de diámetro) es uno de los cráteres más grandes en Vesta. La imagen fue tomada el 20 de septiembre 2012

Este hallazgo es consecuente con la abundancia de hidrógeno en la superficie ya que podría haberse liberado en forma de vapor de agua cuando las rocas chocaron contra su superficie

Según este estudio, dirigido por Brett Denevi de la Johns Hopkins Applied Physics Laboratory, estas fosas se parecen a paisajes observados en Marte, pero mientras se piensa que el agua pudo estar presente en la superficie del planeta rojo, era casi impensable ver estas formaciones en Vesta y, sobre todo, en tal cantidad.

Los datos adquiridos por el detector de rayos gamma y neutrones (Grand) a bordo de la nave espacial Dawn de la NASA han sido analizados para determinar la distribución del hidrógeno en el asteroide gigante Vesta.