Unos estudiantes consiguieron miles de iPhones verdaderos después de enviar falsos a Apple, una de esas historias que son difíciles de creer.

Que China es el paraíso de las copias falsas es algo bien sabido, y durante años ha sido un problema para los fabricantes. ¿Para qué gastar más de 1.000 € en un iPhone cuando puedes conseguir algo parecido por una décima parte? Es una pregunta que se hacen muchos usuarios. Y lo peor de todo es que algunas de estas copias son prácticamente idénticas, e incluso llegan a superar, a los productos originales.

Y si no, que se lo digan a Apple, que afirma haber perdido casi 900.000 dólares después de admitir miles de iPhones falsos como productos defectuosos. Una de esas historias que parecen sacadas de El Mundo Today, pero que aparentemente es tan real que ya hay dos personas enfrentándose a cargos de fraude.

Recibir iPhones verdaderos después de enviar falsos a Apple, la historia de dos estudiantes

Los supuestos cabecillas son dos estudiantes chinos de Oregón, EEUU, que llevarían desde al menos el 2017 intercambiando modelos falsos del iPhone por otros verdaderos; y lo consiguieron de una manera muy ingeniosa, haciendo que la propia Apple les diese móviles gratis.

Es bien sabido que el servicio técnico de Apple es uno de los mejores de la industria; pero eso es porque, en muchas ocasiones, el servicio técnico prefiere dar un móvil nuevo en vez de arreglar el que entregamos. No todos los casos son iguales, por supuesto, pero dependiendo de la gravedad del problema, y del tiempo de espera que pueda tener, dar un móvil nuevo es una solución rápida que suele contentar al usuario.

Los dos supuestos defraudadores se abrían aprovechado de que inicialmente el servicio técnico no intenta arreglar los móviles, para enviar más de 3.000 móviles similares al iPhone en apenas unos meses, con la excusa de que “no se encendían”. De esos, Apple les entregó nada menos que 1.493 iPhone nuevos y relucientes. Los estudiantes entonces enviaban esos iPhone nuevos a sus contactos en China, a cambio de un módico precio.

El fraude no duró mucho tiempo, pero curiosamente no fue porque en Apple se diesen cuenta. Fueron los agentes de aduana, que capturaron unos cinco envíos sospechosos de dispositivos con la manzana de Apple y diseños muy similares a los productos reales. La investigación llevó a los agentes a los estudiantes, que se han defendido afirmando que sólo son intermediarios de usuarios de China.

Según su defensa, los estudiantes sólo buscaban ingresos adicionales ayudando a usuarios de China a contactar con el servicio técnico de Apple. A través de un contacto en China, recibían paquetes con entre 20 y 30 iPhones que no se encendían y los enviaban al servicio técnico de Apple; afirman que no se dieron cuenta de que eran modelos falsos.

omicrono.com / Adrián Raya, 05 abril 2019

Unos estudiantes enviaron miles de iPhones falsos a Apple … y ésta les devolvió modelos auténticos