La aparición de una supernova es un todo un evento cósmico que podemos observar si tenemos algo de suerte… o sabemos lo que hacemos.

No hubo nada de suerte para los científicos, que habían previsto que Refsdal, una estrella en el conjunto de galaxias MACS J1149+2223, iba a convertirse en una supernova a principios de 2016.

Al final el acontecimiento ha ocurrido unas semanas antes de lo previsto, el pasado 11 de Diciembre, pero no pasa nada porque el telescopio espacial Hubble ya estaba apuntado a la zona y los científicos han podido capturar la explosión estelar… cinco veces.

La aparición de una supernova siempre es un gran evento


Cuando una estrella consume su combustible y llega al final de su vida, se colapsa sobre sí misma por su gran masa; esto a su vez provoca la fusión de los elementos en el núcleo y una gran explosión que se ve en todo el universo.

Refsdal está situada a 10.000 millones de años luz de la Tierra, lo que significa, como cada vez que hablamos del espacio, que en realidad estamos viendo un evento que ocurrió en el pasado, sólo que la luz ha tardado todo ese tiempo en llegar hasta nuestro sistema solar.


Sin embargo, no es como si la luz hubiese tomado un camino recto; en realidad gracias a un curioso efecto de la gravedad de las galaxias situadas delante de Refsdal, los fotones han tomado caminos diferentes y la luz de la explosión nos ha llegado en momentos diferentes. Por eso los científicos han observado la supernova en cinco ocasiones diferentes durante estos días.
YouTube Video
ERROR: Si ves este mensajeYouTube esta caido o no tienes el Flash Player instalado.
La luz de la supernova no durará mucho en el cielo, apenas unas semanas a lo sumo.

Fuente | Hubble

omicrono.com / 17 diciembre, 2015 — Adrian Raya

Capturan la aparición de una supernova