La pequeña Sorella Stoute, de 14 meses de edad y residente en Oregón, Estados Unidos,
pujó para adquirir un Austin-Healey Sprite de 1962 en eBay mientras jugaba con el teléfono móvil de su padre.




El padre se enteró de la compra cuando abrió su correo electrónico y vio un email de eBay felicitándole por ser el ganador de la subasta
en la que su pequeña pujó 225 dólares, unos 173 euros. Mientras que jugaba con el móvil,
Sorella abrió la aplicación de eBay y al hacer clic en todo, acabó pujando por el coche.

Una niña de 14 meses coge el móvil de su padre y compra un coche por eBay

En un primer momento, la pareja no sabía si iba a poder permitirse el lujo de quedarse el coche, ya que necesita un buen trabajo de restauración.
Restaurar este modelo de coche podría rondar los 11.000 euros. Al final, han decidido quedárselo y guardarlo para cuando la niña pueda conducir.

Después del incidente, el padre aseguró que ampliaría la seguridad de su teléfono para que no vuelva a ocurrir algo así.
También dijo a los medios: ”Me alegro de que no comprara un Porsche de 29.000 euros que había estado ojeando estos días”.