La policía de Connecticut (EEUU) ha detenido a Tiffany Julio-Lindo después de que aparcara su coche y se fuera al trabajo en la localidad de Woodbridge,
dejando a su perro yorkie-chihuahua de 14 meses de edad desatendido dentro de su automóvil al sol,
con una temperatura que pasaba los 32 grados Celsius.

Según Tiffany Julio-Lindo, se dio cuenta de que se olvidó de su perro aproximadamente al cabo de una hora
y cuando regresó a recogerlo, el can ya había fallecido.



Ahora la mujer, de 24 años de edad, se enfrenta a un cargo de crueldad hacia los animales y tendrá que comparecer
ante la Corte Superior para responder por este cargo.

Sólo se tardan 10 minutos en pasar de 30 grados Celsius a 40 grados, en 20 minutos se llega a unos 48 grados.
Incluso cinco minutos con tanto calor es suficiente tiempo para que fallezca una mascota en un coche desatendido.