Una máquina de invención japonesa es capaz de transformar plástico de nuevo en petróleo.
Ya está funcionando con éxito en una planta de reciclaje canadiense.

Primero la máquina parte el plástico en pequeñas partes, lo calienta y derrite,
se convierte en gas, luego lo enfría y al final se transforma en petróleo.
Como consecuencia del proceso al revés, se obtiene 10 litros de petróleo de 10 kilos de plástico.

Por litro se produce un coste de electricidad de 14 céntimos.

YouTube Video
ERROR: Si ves este mensajeYouTube esta caido o no tienes el Flash Player instalado.