Hace unos cuatro años Eric Moger se sometió a una cirugía para extirpar un tumor del tamaño de una pelota de tenis del lado izquierdo de su rostro.
Después de la operación, le quedó un gran agujero en la cara, pero los cirujanos fueron capaces de crear una prótesis realista gracias
a un procedimiento que emplea una tomografía computerizada y la creación de un modelo digital 3D del rostro de Moger



La prótesis fue realizada con una impresora 3D con plástico de nylon, que puede colocar el material capa por capa.
Eric ahora puede comer con mayor facilidad.

El especialista que ayudó a crear la prótesis de Eric, el Dr. Andrew Dawud, espera desarrollar técnicas que permitan la impresión
en silicona para obtener detalles más finos.