El compuesto se crea de vegetales como la col, la coliflor y el brócoli

Investigadores de la Universidad de Georgetown en Washington aseguran que un compuesto derivado de vegetales crucíferos como la col, la coliflor y el brócoli (el diindolilmetano, conocido popularmente como DIM) protege a ratas y ratones de dosis letales de radiación. El estudio, publicado en la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS) de EE.UU., sugiere que el compuesto, que según los autores es seguro en humanos, puede proteger los tejidos normales durante la radioterapia para el tratamiento del cáncer y prevenir o mitigar la enfermedad causada por la exposición a la radiación.

El compuesto de diindolilmetano es conocido por tener propiedades preventivas contra el cáncer, hasta el punto de que también se consume como suplemento dietético, aunque no todos los expertos están de acuerdo con sus supuestas bondades y advierten del peligro de que se sustituya por un tratamiento convencional en caso de sufrir la enfermedad. «El DIM ha sido estudiado como un agente de prevención del cáncer desde hace años, pero esta es la primera indicación de que también puede actuar como un protector de la radiación», dice el autor principal del estudio, Eliot Rosen.

Durante la investigación, los científicos irradiaron a un grupo de ratas de laboratorio dosis letales de la radiación de rayos gamma. Los animales fueron tratados con una inyección diaria de DIM durante dos semanas, comenzando 10 minutos después de la exposición a la radiación.

Vivas 30 días después

«El resultado fue impresionante», dice Rosen, profesor de oncología, bioquímica y biología celular y molecular y medicina radiológica. «Todas las ratas no tratadas murieron, pero más de la mitad de los animales tratados con DIM seguían vivos 30 días después de la exposición a la radiación».

Rosen añade que el DIM también proporcionó protección si la primera inyección se administró 24 horas antes o 24 horas después de la exposición a la radiación. «También ostramos que el DIM protege la supervivencia de ratones irradiados letalmente», dice Rosen. Además, los ratones irradiados tratados con DIM tenían una menor reducción en las células rojas de la sangre, células blancas de la sangre y plaquetas, efectos secundarios a menudo en pacientes sometidos a tratamiento de radiación para el cáncer.

El investigador cree que este compuesto natural «podría proteger los tejidos normales en pacientes que reciben radioterapia contra el cáncer, pero también podría proteger a las personas de las consecuencias letales de un desastre nuclear».


Abc.es 15/10/13