Con lo pesados que son los amigos siempre se debe estar prevenido por las bromas locas que se les ocurren.

Ahora sorprenden a este chavo que está en un baño portátil, al que voltean y ya nos imaginamos todos que es lo que sucede…