El pasado 20 de febrero, en torno a la 1.47 horas, una bola de fuego tan brillante como la Luna llena sobrevoló la provincia de Toledo. El fenómeno fue producido por la entrada en la atmósfera terrestre de una roca que, según los datos obtenidos, procedería de un asteroide.

De especial relevancia son los datos que ha registrado el último espectroscopio instalado en La Hita (La Puebla de Almoradiel) para obtener la composición química de estas rocas, según ha informado en un comunicado el Complejo Astronómico de La Hita.

Este detector, cuya resolución supera a la de los que se ubicaron en este observatorio en el año 2010, fue instalado en agosto de 2014 en el marco del convenio de colaboración entre la Universidad de Huelva y la Fundación AstroHita.

El análisis llevado a cabo por el profesor José María Madiedo, de la Universidad de Huelva, explica que el impacto de esta roca contra la atmósfera se produjo a casi 60.000 kilómetros por hora sobre la vertical de Talavera de la Reina.

La bola de fuego se inició a una altura de unos 80 kilómetros sobre el nivel del suelo, avanzando en dirección sur hasta alcanzar una altura final de unos 30 kilómetros.

YouTube Video
ERROR: Si ves este mensajeYouTube esta caido o no tienes el Flash Player instalado.

20minutos.es 23/02/15

Una bola de fuego sobrevoló la provincia de Toledo a 60.000 kilómetros por hora