Las estrellas de neutrones son algunos de los objetos astrofísicos más exóticos del Universo. Nacidas de la explosión de las estrellas masivas estos cadáveres estelares albergan en apenas unos 20 kilómetros la masa de nuestro Sol. Y aunque el proceso que las formo, una supernova, debería haber destruido todo lo que se encuentra a sui alrededor, en algunas ocasiones las encontrados acompañadas por otras estrellas “comunes”, formando sistemas binarios en los que se han detectado intensos pulsos de rayos X.


Representación artística de un sistema binario que emite rayos X. La estrella de neutrones atrae la masa de su compañera, lo que provoca este tipo de emisiones. NASA

Teruaki Enoto y sus colegas del Laboratorio de Astrofísica de Altas Energías del RIKEN Nishina Center for Accelerator-Based Science han puesto al descubierto las propiedades de una de estas simbióticas binarias de rayos X (SyXB) y estas desafían nuestra comprensión de estos extraordinarios objetos astronómicos.

Este tipo de sistemas binarios SyXB fueron descubiertos recientemente, la estrella de neutrones se encuentra acompañada de una gigante roja de tipo M, con una masa similar a nuestro sol. Al igual que sucede en todos sistemas los binarios, la influencia de la gigante roja provoca periódicos cambios en la intensidad de estas emisiones que además muestran patrones complejos en los rayos X emitidos por la estrella de neutrones.

El equipo de Enoto estudió una de estas SyXB, 4U 1954 +319, la cual además tiene el periodo de rotación más lento conocido, y es que mientras que las estrellas de neutrones suelen mostrar periodos de rotación de apenas unos segundos, el sistema 4U 1954 +319 es de pos si bastante inusual ya que el período de rotación de la estrella de neutrones dura aproximadamente 5,4 horas.

Debido a que el pequeño tamaño de las estrellas de neutrones hace imposible estudiarlas gracias a nuestros telescopios los conocimientos que poseemos de ellas proceden de las emisiones de rayos X. En el caso de 4U 1954 +319, el satélite japonés Suzaku hizo posible el estudio de las emisiones de rayos X en una banda ancha de energía. Los modelos informáticos revelaron que el campo magnético alrededor de la estrella de neutrones es mucho más fuerte que el de otras estrellas de neutrones, pero al mismo tiempo no es tan intenso como para explicar algunas de sus características basándonos en algunas teorías convencionales. Entre otras propiedades aparentemente contradictorias, este estudio sitúa a esta SyXB en una nueva categoría de sistema binario.

“En nuestra galaxia, se han descubierto cerca de 2.000 estrellas de neutrones y han revelado una gran variedad de tipos, cuya diversidad, evolución y comportamiento físico sigue siendo poco conocido”, comento Enoto. Por tanto, los resultados desentierran nuevas preguntas sobre el nacimiento y la evolución de estos sistemas, como 4U 1954 +319. “Por ejemplo, ¿por qué existe una estrella de neutrones con un gran campo magnético junto a una estrella relativamente vieja como compañera?”

El trabajo ha sido publicado en The Astrophysical Journal.


espacioprofundo.es 20/06/14