Si bien podemos saber muchas cosas sobre los planetas del Sistema Solar, es difícil estudiar exoplanetas más lejanos. Por eso mismo este descubrimiento es tan importante. El Observatorio Keck descubrió que a 129 años luz de nosotros se encuentra este lugar con una atmósfera que contiene agua, algo que hemos estado buscando por décadas.

Un sistema solar prometedor


Este sistema solar está formado por una estrella llamada HR 8799 y contiene algunos planetas llamados HR 8799 b,c,d y e. Se encuentra en la constelación Pegaso y tres de los planetas fueron hallados en 2008, mientras el cuarto recién se notó en 2010. El agua en la atmósfera se encuentra en HR 8799 c, un gigante gaseoso joven con siete veces la masa de Júpiter que tarda 200 años terrestres en hacer su órbita a la estrella.

Para lograr esta información se utilizaron dos tecnologías innovadoras de telescopio. La primera es la óptica adaptativa que contrarresta el efecto borroso de la atmósfera terrestre. El segundo es un espectrómetro de alta resolución con luz infrarroja. Estos dos instrumentos juntos terminan con el problema de que la estrella no permita ver la luz en el propio planeta. Así pudieron hacer una medición exacta y encontrar agua en la atmósfera y la ausencia de metano.


(Comparación de Júpiter y HR 8799)

Ji Wang, autor del estudio y profesor de la Universidad de Ohio, habló sobre esto: «Puede ser debido a la mezcla en la atmósfera del planeta. El metano, que esperaríamos estuviera en la superficie, podría estar diluido si el proceso de convección trae nuevas capas más profundas del planeta que no tienen metano»

Estos descubrimientos fueron publicados en la revista Astronomical Journal. Además de conocer más sobre este planeta plantea una mejora para los telescopios del futuro. De ahora en adelante los científicos podrán distinguir mejor la superficie de un planeta, incluso si está muy cercano a su estrella.

vix.com / Katia Silveira, noviembre 2018

Un planeta gigante fuera del Sistema Solar tiene agua: ¿tendrá vida también?