Este fue el simpático momento que se vivió durante una actuación con pingüinos.
Parece que el protagonista quería vacilar un poco a todos los espectadores
que lo miraban atentamente.

Se trata de un ejemplar de pingüino que se acerca al trampolín haciendo ademán de tirarse
pero rápidamente vuelve hacia atrás.
Así estuvo una y otra vez hasta que llegó un momento que parece que le fallan las fuerzas
y cae al agua.