Este zorro se llama Roxy y fue rescatado en un puente del que estaba colgado con una cuerda.

Cuando Roxy llegó al Santuario de animales que lo rescató se hizo muy buen amigo
de un perro que también fue rescatado y que vive actualmente en el Santuario.