Jess, un precioso ejemplar de Springer Spaniel, se encarga de alimentar con un biberón a un cordero huérfano.

En el vídeo se puede ver como el perro sujeta el biberón con su boca mientras el adorable cordero se alimenta