De sobra es conocido por todos el gusto que tienen los conejos por las zanahorias.
Este pequeño conejo ha sido “pillado infraganti” mientras hacía su compra mensual
con ayuda de un carrito.