Hay cosas que solo suceden escondidas en las profundidades de nuestro planeta y no en la superficie. Este es uno de los casos, donde los investigadores estudiaron un diamante que se forjó allí y encontraron un nuevo mineral nunca antes visto. Se llama perovskita de silicato de calcio.


¿Por qué no se había visto antes?

Sin una coraza dura como el diamante, este mineral no puede mantenerse estable en la superficie de la Tierra. Cuando deja las profundidades recibe menos presión y sus lazos de carbón se reordenan. Aún así, es el cuarto mineral más abundante del planeta, aunque no lo creas.

Fue encontrado en una mina de Sudáfrica famosa por ser fuente de algunos de los diamantes que ahora tiene la corona británica. Pero lo que se encuentra allí puede ser también importante para la investigación científica, como probó Graham Pearson y su equipo de la Universidad de Alberta.

Este diamante se originó a una distancia de más de 640 kilómetros debajo de la superficie terrestre. Los que se utilizan en joyería generalmente no sobrepasan los 160 kilómetros. A la profundidad que fue encontrado hay una presión de 240 mil atmósferas terrestres.

¿Qué podemos aprender de él?

Según los científicos, puede conocerse como el carbón actúa desde el centro de la Tierra a la superficie y como incide en eventos volcánicos, por ejemplo. De ahora en adelante pondrán su atención en la edad del diamante. Es difícil establecer cuándo se formó y podría ser recientemente o ser mucho más antiguo, pero aún es difícil asegurar un período.

vix.com / Katia Silveira

Un mineral inalcanzable del centro de la Tierra llega a la superficie dentro de un diamante