Para los turistas que se acercan a Roma, visitar la Fontana di Trevi es casi una obligación. Y, como de costumbre, quienes asisten tiran monedas para pedir deseos.

Esta práctica común lleva a que año a año, cuando se hace el mantenimiento de la fuente, se recauden casi un millón y medio de euros.


Tradicionalmente, este dinero se destinó a una caridad católica, Cáritas, que ayuda a los pobres de la ciudad, de acuerdo a Telegraph. Pero en diferentes ocasiones se ha planteado la opción de destinar ese dinero a la administración de Roma y, así, invertir en el mantenimiento de sitios culturales además de otros proyectos de bienestar social.

En 2019 la cuestión volvió a la agenda pública y se transformó en un tema polémico para la ciudad. La resolución determinaba que a partir del 1º de abril de 2019, las donaciones ya no serían para Cáritas, sino para el Ayuntamiento de Roma.

Pero la alcaldesa de la ciudad, Virginia Raggi, expresó según la ABC, que las monedas finalmente se destinarán a Cáritas. Una empresa se encargará de reunir todas las monedas y, quitado el costo de este trabajo, se donará el dinero a la organización benéfica.

Cáritas, de acuerdo a su sitio oficial, busca sensibilizar a la comunidad acerca de la caridad, promover el desarrollo del voluntariado, además de contar con comedores sociales, centros de salud y también de escucha, centros de recepción para refugiados, entre otras acciones.

vix.com / Valentina C, enero 2019

Un millón y medio de euros dejan los turistas en la fuente más famosa del mundo. ¿A dónde va ese dinero?