Julius von Brunk ha creado un mando de la Nintendo NES de nada más y nada menos
que 1,5 metros a base de piezas de Lego y que es totalmente funcional.

Julius empezó a construirlo a mediados del año 2012, pero debido a problemas financieros
el proyecto se alargó y lo acabó a finales de año.
El mando es una réplica exacta de la Nintendo Entertainment System con su pad
direccional y sus botones A, B, Select y Start.