Hace unos meses hablábamos de como un hombre ayudaba a volver al mar a un tiburón que se había quedado atrapado
en la orilla de una playa de Australia.
Marshallsea intentó sacar al tiburón de la playa y alejarlo para que no hubiera algún incidente con los niños que jugaban en la orilla.

Se trata de Paul Marshallsea, de 62 años de edad, y su encuentro con el tiburón dio la vuelta al mundo.
Sus antiguos jefes lo reconocieron en el vídeo y lo despidieron de su trabajo ya que el hombre se encontraba de baja por estrés y no podía viajar.

Marshallsea trabajaba como coordinador en la empresa “Pant and Dowlais Boys and Girls Club”.
Según afirma su esposa se fue de vacaciones por consejo de su médico de cabecera, desepués de haber estado fuertemente
involucrado a su empresa y llegar a trabajar siete días a la semana.

La empresa en la que trabajaba enviaba la siguiente carta al hombre: “Mientras no puedes trabajar,
estás lo suficientemente bien como para viajar a Australia y, según noticias recientes de ti en Queensland,
supuestamente cogías un tiburón por la cola.
Las fotografías y vídeos han aparecido en los periódicos y programas de televisión”.

“La pérdida de confianza en usted y su capacidad para desempeñar el papel es tan grande
que hemos encontrado en el despido la única acción que podemos recomendar”.