Un caballo que se quedó atrapado en un agujero lleno de barro tuvo que ser rescatado por los bomberos
de una situación límite que casi acaba con su vida. Ayudados de un tractor y una escavadora
pudieron tirar de él con seguridad y sacarlo del apuro en el que se había metido.

El caballo Thomas se quedó atrapado en el barro después de caer en el agujero, que se había creado
en el suelo debido a las fuertes lluvias que sacudieron la zona de Shepton Mallet (Somerset).

Sus esfuerzos por salir del barro sólo empeoró la situación. El animal estaba agotado y tuvo que ser sedado
por el equipo de bomberos para poder arrastrarlo y sacarlo fuera del barro.
Después de dos horas de duro trabajo Thomas estaba por fin libre.

“Además del trauma por todo lo que había pasado y un poco de barro en sus ojos,
él estaba bien”, explicaba uno de los bomberos.