Un hombre sobrevivió a una caída de 1200 metros después de que le fue mal mientras realizaba una rutina en la barra,
el gimnasta terminó cayendo por el borde un acantilado en Noruega.

Richard Henriksen estaba realizando un truco para un programa de televisión cuando la barra de pronto se estropeó,
enviándolo por los aires. Las imágenes de video lo muestran completando un salto
mortal en torno a la barra de metal antes del aparatoso accidente.

El señor Henriksen, padre de cinco hijos, se ve volando de cabeza sobre el acantilado,
mientras los espectadores miran horrorizados.

El presentador de televisión, quien filmaba la rutina para la cadena de televisión NRK,
dijo que todo el mundo dejó escapar un gran suspiro.

El señor Henriksen estuvo a punto de caer contra las rocas del acantilado pero logró abrir su paracaídas.

Al parecer el gimnasta no le dio mucho importancia al asunto, pero cuando estaba jugando con sus hijos
se dió cuenta de que pudieron haberse quedado sin padre, hasta entonces le cayó el veinte
de lo cerca que estuvo de haber perdido la vida.

YouTube Video
ERROR: Si ves este mensajeYouTube esta caido o no tienes el Flash Player instalado.