El océano es tan inmenso que la cantidad de especies marinas que viven bajo sus aguas son prácticamente infinitas. La belleza de lo que no vemos pero que sabemos que está allí hace de cada uno de los animales marinos seres vivos únicos.

Para la suerte de los simples mortales, los investigadores marinos no dejan de explorar lo que ocurre bajo el agua, y gracias a ello han encontrado tres nuevas especies de peces. Entre ellas se encuentra un curioso pez gelatinoso que corre el peligro de «derretirse» si sube a la superficie.


Nuevas especies de peces descubiertas

La fosa de Atacama se encuentra a unos 160 kilómetros de la costa de Chile y Perú y es uno de los canales marinos más profundos del mundo (8 kilómetros de profundidad). Por esta razón, muy pocas especies de plantas y animales logran soportar las temperaturas heladas y la presión extrema que hay allí. Sin embargo, investigadores de la Universidad de Newcastle han hallado nuevas y sorprendentes especies habitando el lugar.

Tres tipos de pez babosa jamás vistos hasta el momento fueron vistos en los videos de las investigaciones. Gelatinosos, de piel traslúcida y de tres colores diferentes (azul, morado y rosa), estos peces aparecen en escena cuando los científicos colocan un pez verdel muerto en un palo en la profundidad de las aguas y comienzan a comer.
YouTube Video
ERROR: Si ves este mensajeYouTube esta caido o no tienes el Flash Player instalado.

Una de las características que se destaca de este nuevo animal es el hecho de que es muy frágil. Su tejido es lo más parecido al gel, y sus dientes y pequeños huesos del oído son lo más duro que tiene en su cuerpo. Por su complexión, sin la presión del agua y las bajas temperaturas del océano profundo, se derretirían al llegar a la superficie.

No se derriten literalmente, pero sí se desintegran a nivel molecular. Con grandes cuidados y un ambiente creado especialmente, los investigadores lograron atrapar un espécimen y mantenerlo con vida para realizar más estudios y conocer a fondo a este extraño pez.

Los nuevos peces no se ajustan a las características de peces que viven en las profundidades: no tienen escamas, ni dientes grandes, ni una forma o tamaño imponente.

Las sospechas de los investigadores indican que hay muchas más especies de pez babosa sin descubrir en las profundidades del océano, por lo que continuarán buscando. Mientras tanto continuarán estudiando al espécimen atrapado y posteriormente publicarán un estudio detallado al respecto.

vix.com / Romina Fierro, septiembre 2018

Un extraño pez gelatinoso que «se derrite» es descubierto en las profundidades del océano