Werner Freund, un ex paracaidista de 79 años de edad, ha dejado muy claro quién es el líder de una manada
formada por unos 29 lobos.
Durante 40 años Wener ha criado a mano y ha vivido entre lobos en el santuario de Merzig (Alemania).

Es impresionante ver a estos magníficos animales, temidos por muchos, comportarse de una manera muy sumisa
cuando están en compañía de Werner. En el recinto, conocido con el nombre de “Wolfspark Werner Freund”
viven seis especies diferentes de lobos de todo el mundo.

Entre las especies que viven se encuentran el Europeo, Siberiano, Canadiense, Ártico y de las regiones de Mongolia.
A la hora de comer, Werner siempre rechaza y se pone serio con los lobos que llegan hambrientos
y se acercan a él salivando, con el fin de hacerse respetar ante la manada.
Quizás es por esta razón por la que no lo atacan y en cambio le lamen la cara.

Werner Freund estableció el Santuario del Lobo, que se extiende por unas 25 hectáreas,
en el año 1972 y ha reunido a más de 70 animales en los últimos 40 años.
Los lobos han sido adquiridos en zoológicos y parques de animales cuando eran cachorros.