Un hombre ha conseguido volver a mover su mano y recuperar el sentido del tacto gracias a un nuevo implante, un chip cerebral que sirve de interfaz.

Investigadores de Ohio y la empresa de medicina Battelle han desarrollado un chip cerebral capaz de devolver funciones básicas a personas con discapacidad por lesiones en la médula espinal, como el movimiento de los miembros y el sentido del tacto.

Aunque ya se habían realizado importantes avances para recuperar el movimiento de brazos y piernas, esta es la primera vez que el paciente también recupera el sentido del tacto; hasta ahora, aunque pudiesen mover la mano, no sentían lo que estaban tocando, por ejemplo.

El estudio, que ha durado cinco años, se realizó en un voluntario que sufrió una lesión de médula espinal que lo dejó cuadrapléjico en el 2010; cuatro años después pasó por quirófano para la implantación de un chip IND (interfaz cerebro-computadora). Pero el objetivo no era ni mucho menos recuperar el tacto, y de hecho por aquel entonces ni se sospechaba que las señales nerviosas del tacto estuviesen relacionadas.

Un chip cerebral para recuperar el tacto

No fue hasta el análisis y el estudio de las señales que el equipo de investigadores descubrió hasta qué punto era posible recuperar el sentido del tacto usando la misma tecnología.

Los análisis demostraron que las señales nerviosas del tacto afectaban a la corteza motora del cerebro del paciente, incluso aunque hubiese un "bloqueo" entre los nervios del brazo y el cerebro. Lo realmente importante es que descubrieron que era posible redirigir estas señales y aprovecharlas para que el paciente volviese a "sentir" lo que tocaba.


Las señales decodificadas por el chip cerebral Battelle / Omicrono

El chip que hace las veces de interfaz entre el cerebro y las señales nerviosas que controlan el brazo también puede redirigir las señales del tacto a un dispositivo háptico. El resultado es que el paciente no solo es capaz de mover la mano en una dirección, sino que es capaz de sentir lo que está cogiendo.

La importancia del tacto en una vida normal

Este avance es sumamente importante por una sencilla razón: el sentido del tacto es vital para el funcionamiento normal de los miembros. Puede que no te des cuenta, pero si eres capaz de coger la taza del café sin que se te caiga es porque la sientes con los dedos y la mano; si no fuese así, tendrás que estar mirándola constantemente.

La importancia de recuperar el tacto es evidente por la experiencia del paciente, que ahora es capaz de controlar su mano de manera mucho más precisa; las pruebas han demostrado que su control sobre la mano ha mejorado de manera "dramática", según los investigadores.

Que sea posible recuperar el tacto, además del movimiento, con un chip puede ser un gran avance para el desarrollo de implantes que puedan devolver algo de independencia a personas con discapacidad; el equipo de Battelle, por ejemplo, ya está desarrollando un sistema que los paciente se podrían llevar a casa y que les permitiría realizar más movimientos sin necesidad de ayuda.

omicrono.com / Adrián Raya, 27 abril, 2020

Un chip cerebral ha conseguido devolver el movimiento y el sentido del tacto a un paralítico