Este simpático cerdo se llama “Zorro” y a pesar de su corta edad ya está acostumbrado,
en compañía de su familiar, a surfear las olas de las playas de Nueva Zelanda.

Matthew Bell y “Zorro” suelen dejar a los bañistas con la boca abierta cuando entran en acción y se mezclan entre las olas.
Ambos surfean desde que el cerdo tenía tres semanas de edad y según explica Bell,
lo harán hasta que su tamaño le impida surfear. El cerdo está causando auténtica sensación en la red.