Simon con sus padres
Elmundo.es 10/08/13

Simon Kruger se encontró un inesperado y salvador amigo durante las 24 horas que estuvo perdido en el Parque Natural de Deep Creek, cerca de Adelaida (Australia). Un canguro apareció en el momento justo para proteger al niño de 7 años tras alejarse de sus padres durante una comida familiar y adentrarse en el frondoso bosque siguiendo a otro marsupial.

El padre del niño, Etienne Kruger, contó a la cadena de televisión Australia 7 News que, después de quedarse solo tras perder la pista del animal, "un canguro se le acercó y empezó a comer unas flores que había cogido para su madre. Después, el canguro se quedó dormido junto a él".

Con este gesto salvador, el animal proporcionó calor al niño para pasar la noche a la intemperie, en una época del año en la que las temperaturas mínimas en la zona rondan los 6 grados, al ser invierno en el hemisferio Sur.

"Creo que Dios envió al animal para darle calor. Fue un milagro. Su chaqueta olía a arbustos y canguro", relató la madre del chico, Linda, a la cadena de televisión australiana.

Mientras tanto, la Policía organizó un dispositivo de búsqueda en la zona, utilizando helicópteros y hasta bengalas para guiar a Simon fuera del bosque. "Vi los helicópteros, pero ellos no podían verme", señaló Simon con inocencia infantil.

24 horas después de haberse perdido, el niño pudo salir fuera del bosque y reencontrarse con sus padres. Dentro, había dejado a un amigo salvador que probablemente no vuelva a ver nunca más.