Yves Guillemot, CEO de Ubisoft, piensa que las consolas actuales están más que agotadas y se lamenta por la tardanza de la próxima generación.




Opina Ubisoft a través de su presidente que Xbox 360, PlayStation 3 y Wii ya han dado de sí todo cuanto podían. Es más, si por Yves Guillemot fuese, tendríamos consolas nuevas desde hace dos años: "Echamos de menos el tener nuevas máquinas cada 5 años. Hemos padecido la carencia de nuevos sistemas en el mercado. Entiendo que los fabricantes no quieran renovarlas muy a menudo porque les resulta caro, pero es importante para la industria en su conjunto tener nuevo hardware como incentivo de la creatividad".



Guillemot explica este último punto: la introducción de nuevas franquicias resulta harto más complicada cuanto más se avanza una generación, cuando los usuarios no están tan predispuestos a hacerse más que con series consolidadas: "Para nosotros es mucho menos arriesgado crear nuevas IPs y productos al principio de una generación. Nuestros consumidores están más abiertos a probar cosas nuevas".

"Al final de un ciclo, aunque están ávidos de nuevas experiencias, finalmente no apuestan por ella. Saben que sus amigos jugarán al último Call of Duty o Assassin's Creed y son esos juegos los que comprarán."

Veremos entonces si Ubisoft deja buena muestra de su creatividad con los primeros títulos que lance para Wii U esta misma Navidad. Respecto a Xbox 720 y PlayStation 4, aún habrá que esperar al menos un año más, coinciden los analistas.