Por increíble que parezca, lo bálsamos labiales sirven para muchas otras cosas más allá de para mantener los labios perfectamente hidratados. Arreglar cremalleras o aliviar rozaduras y picaduras son solo algunos de ellos.

El cacao o el bálsamo labial son básicos en cualquier rutina de belleza, para lucir unos labios sexys y perfectamente hidratados. Sin embargo, ¿sabías que además de cumplir esta importante función, este tipo de productos también nos pueden sacar de otros apuros en más de una ocasión? Estos son los diferentes usos alternativos que le puedes dar a los bálsamos labiales.

Aliviar heridas y rozaduras

Puede que si de repente te haces una herida, o que si los zapatos te molestan y te hacen rozaduras, te pille de improviso y no tengas a mano tiritas ni nada para curarte. Sin embargo, es muy posible que lleves en el bolso vaselina o bálsamo labial. En ese caso, estarás de suerte ya que, por increíble que parezca, estos productos pueden ayudarte a aliviar el dolor.

Si tienes un rasguño o una pequeña picadura, notarás como la irritación disminuye y evitarás que se infecte. Y si tienes ampollas, el bálsamo labial hará que se te curen mucho más rápido.

... Impermeabilizar los zapatos

Todos tenemos en el armario los típicos zapatos que nos encantan pero que muchas veces nos ponemos por miedo a que se nos puedan arruinar por culpa de la lluvia. Si te pasa esto, agradecerás saber que hay un pequeño truco con el que poder impermeabilizar tus zapatos para que el agua no los estropee.

Simplemente tienes que untar un poco de bálsamo por el zapato para que el agua no traspase el zapato. De esta manera, conseguirás que los pies no se te mojen y que tus zapatos se mantengan intactos. Eso sí, el efecto impermeable solo durara unas horas.

Para hacer desaparecer el encrespamiento del pelo

Por muy raro que pueda parecerte, el bálsamo labial es un aliado perfecto para tu cabello, y existen unos cuantos trucos que te permitirán lucir una melena más bonita gracias a él.

Uno de los que mejor funciona, y que sin duda resulta de más utilidad, pasa por aplicarse un poco de bálsamo de labios en las yemas de los dedos y untarlo por la melena para que el odiado encrespamiento desaparezca.

Y si tienes las puntas demasiado abiertas también puedes recurrir al bálsamo labial como medida de emergencia. Eso sí, siempre deberás tener cuidado a la hora de aplicarlo, ya que si te pasas el pelo puede ensuciarse.

Para el dolor de muelas

Dicen que el de muelas es uno de los peores dolores del mundo, y quienes lo han sufrido lo suelen confirmar. Y es que, muchas veces, estos nos pillan por sorpresa y lo pasamos realmente mal hasta que conseguimos ir al dentista.

Puede que hayas probado casi todo, pero seguro que no sabías que el bálsamo de labios puede ayudarte a aliviar el dolor de muelas. Aunque evidentemente no es algo milagroso, lo cierto es que aplicar un poco de bálsamo en la zona te ayudará bastante a calmar el dolor de manera temporal.

... Puedes convertirlo en una vela

A estas alturas ya hemos comprobado que el bálsamo de labios sirve para una gran cantidad de cosas realmente impensables... ¡Pero todavía hay muchos más trucos sorprendentes! Por ejemplo, ¿sabías que en cualquier momento puedes convertirlo en una vela?

Lo único que tienes que hacer es coger un pequeño palo o hilo con el grosor suficiente para colocarlo en la vela a modo de mecha. Si previamente lo has untado un poco con ese mismo cacao, verás cómo tendrás una vela perfecta y totalmente improvisada.

Corregir los errores y el exceso de maquillaje

Seguramente que todas las mujeres que lean esto se han visto alguna vez en la típica situación en la que vas con algo de prisa y, encima, te confundes al maquillarte. Ya sea un exceso de eyeliner, de sombra de ojos, o que te hayas salido aplicándote el pintalabios, el bálsamo labial puede servirte para salir del apuro de manera rápida y efectiva.

Lo único que tendrás que hacer es coger un bastoncillo de las orejas y untarlo con un poco del labial, para después frotarlo por la zona de tu maquillaje que quieras corregir.

Para que el olor del perfume dure más

Sí, cuando salimos de casa el olor de nuestro perfume es intenso y estupendo. Sin embargo, a medida que avanza la jornada ese olor se va perdiendo progresivamente y al final del día tienes la sensación de que ya no queda ni rastro de él.

Como seguramente te sientas identificado con este problema, te vendrá muy bien conocer este pequeño truco. Bastará con que te apliques un poco de bálsamo o vaselina en las zonas donde te vas a echar el perfume para que la fragancia permanezca durante mucho más tiempo.

Disimular arañazos en los productos de piel

Casi todo el mundo tiene cinturones, zapatos, bolsos o cazadores de piel que con los usos han terminado sufriendo pequeños arañazos. Aunque es lo más normal del mundo en este tejido, si quieres disimularlos lo máximo posible, el bálsamo labial también puede ayudarte.

Lo único que tendrás que hacer es untarlo sobre la zona que esté deteriorada para que vuelva a quedar como si estuviese nuevo. Fácil, ¿no?

... Arreglar cremalleras

El uso puede hacer que las cremalleras se terminen quedando pilladas. De hecho, todos nos hemos visto en la típica situación en la que no somos capaces de subirlas o bajarlas por mucho que lo intentes... Además, es probable que esto te ocurra en el momento más inoportuno.

Si te pasa esto y quieres volver a subirla o bajarla con total normalidad sin necesidad de tener que sustituirla por una nueva, lo único que tendrás que hacer es untarla bien de bálsamo. Y es que, gracias a su efecto lubricante lograrás que vuelva a funcionar sin dificultad de manera instantánea.

Qué.es 6 de noviembre de 2015

Trucos increíbles que puedes hacer con bálsamo labial