La historia de estos tres perros conocidos como Milo, Poncho y Pellejo seguro que no dejarán indiferente a nadie.
El familiar de los perros acababa de morir después de tropezar y golpearse la cabeza mientras paseaba.
Cuando la policía se llevababa el cuerpo del hombre fallecido al tanatorio los perros
deciden acompañarlo en todo momento.



El triste momento ha tenido lugar en un mercado de Huancayo (Perú), al fallecer el hombre,
conocido como Chino, los tres perros no se querían despegar de él.
Parece que este abuelo indigente lo único que tuvo hasta su muerte fue el cariño de sus perros.

Cuando el cuerpo del fallecido al coche de policía los perros saltan dentro del coche en un intento de seguir a su amo.
Milo y Pellejo no entienden a donde se llevan a su amo. Realmente una historia impresionante
que deja a uno sin aliento. Sin lugar a duda el perro es el mejor amigo del hombre.