Científicos alemanes crean una prenda capaz de reproducir las sensaciones de una persona de 75 años.

Muchas veces, las personas jóvenes pierden la paciencia por culpa de la lentitud con la que sus mayores se desenvuelven en la vida diaria. Para alguien que rebosa energía, comprender las limitaciones que impone el paso de la edad resulta muy complicado. Según el blog Tecnoculto, los médicos del Centro Geriátrico Evangélico de Berlín han creado un traje que reproduce las sensaciones que experimenta una persona de 75 años en su día a día.

El objetivo es conseguir que los jóvenes entiendan mejor las condiciones de vida de los ancianos, al experimentar sus sensaciones cotidianas por sí mismos. El traje, diseñado por la doctora Rahel Eckardt y bautizado como "Age Man Suit", pesa 10 kilogramos y posee zonas acolchadas en las rodillas y hombros con el objetivo de limitar y dificultar los movimiento de quien lo viste. Además, cuenta con tapones en los oídos, para amortiguar los sonidos, un visor que dificulta la visión y guantes acolchados para disminuir la sensación táctil.