Los datos de un nuevo estudio ponen de manifiesto que la dieta rica en zinc protege contra Streptococcus pneumoniae, la principal causa bacteriana de la neumonía


¿Te has preguntado alguna vez si ingieres el suficiente zinc en tu dieta?. Pues deberías. Primero porque es un oligoelemento necesario para mantenerse saludable. Concretamente, es el segundo más importante del organismo después del hierro y segundo porque su carencia afecta al sistema nervioso, causa alteraciones en la vista, caída del cabello, falta de concentración y memoria, cansancio, inapetencia sexual, pérdida de sentido del gusto y del olfato, cicatrización lenta, diarreas frecuentes, acné e, incluso, cáncer.

Como aclaran los Institutos Nacionales de Salud de EEUU, “se encuentra en las células de todo el cuerpo. Ayuda al sistema inmunitario a combatir bacterias y virus, además de que es necesario para fabricar proteínas y el ADN, el material genético presente en todas las células. Durante el embarazo, la infancia y la niñez, el organismo requiere zinc para crecer y desarrollarse bien. El zinc también favorece la cicatrización de las heridas y el funcionamiento normal del sentido del gusto y el olfato”.

Pese a todo, y según el estudio científico ANIBES (Antropometría, ingesta y balance energético en España) publicado en ‘Nutrients’ en 2017, “el 83 % de la población española no cumple con las recomendaciones europeas de zinc”.

Y todo a pesar de que ejerce un papel esencial para la defensa del organismo. De hecho, un nuevo estudio acaba de descubrir un vínculo crucial entre el consumo de zinc en la dieta y la protección contra Streptococcus pneumoniae, la principal causa bacteriana de la neumonía.

Ingresos hospitalarios

La neumonía o pulmonía es una enfermedad del aparato respiratorio que consiste en la inflamación de los espacios alveolares de los pulmones, tal y como documenta la Sociedad Española de Medicina Interna. A pesar de que es una infección que produce un gran número de ingresos hospitalarios y que puede llegar a requerir tratamiento en una Unidad de Cuidados Intensivos, con frecuencia suele ser subestimada por la población, tal y como pusieron de manifiesto en un documento el año pasado un total de 40 entidades del sector sanitario y Pfizer durante el Día Mundial de la Neumonía. En dicho informe, además, se recogía este dato: cada día son hospitalizadas 274 personas por neumonía en España.

Según la Clínica Mayo, desde que “un estudio en 1984 se demostró que los suplementos de zinc hacían que las personas no enfermaran, ha habido un gran debate acerca de su consumo para los resfriados. Desde entonces, en las investigaciones han aparecido resultados variados respecto a su uso en los catarros. Aunque un análisis de varios ensayos ha constatado que las pastillas y los jarabes de zinc reducen la duración del resfriado en un día, especialmente cuando se toma dentro del transcurso de 24 horas a partir de los primeros signos y síntomas del mismo”.

La relación entre el zinc y la neumonía lleva años bajo la lupa científica. De hecho una revisión de la Biblioteca Cochrane determina, tras analizar seis ensayos controlados aleatorios que evaluaron la repercusión de administrar suplementos de zinc en la prevención de la mencionada infección, que los estudios han demostrado que los suplementos de zinc se asociaron significativamente con una reducción en la incidencia y la prevalencia de la neumonía en los niños de dos a 59 meses de vida.

“Las pruebas aportadas hasta el presente de los ensayos controlados aleatorios son suficientes para recomendar la ingesta de zinc en las poblaciones deficientes mediante la administración de suplementos, mejoría en la dieta, o fortificación, para mejorar la supervivencia infantil”, concluye el ensayo.

Sucede lo mismo en el caso de la diarrea infantil. La propia Organización Mundial determina que “los suplementos de zinc resultan beneficiosos para los niños con diarrea porque es un micronutriente de gran importancia, esencial para la síntesis de proteínas, el crecimiento y la diferenciación celular, la función inmunitaria y el transporte intestinal de agua y electrolitos”.

Nuevas evidencias

El nuevo estudio, publicado en PLOS Pathogens y dirigido Christopher McDevitt, de la Universidad de Melbourne, ha empleado técnicas de imagen de vanguardia para revelar cómo el sistema inmunitario utiliza el zinc como antimicrobiano para la protección durante el ataque de Streptococcus pneumoniae. En el trabajo se compararon las infecciones en ratones alimentados con diferentes niveles de zinc.

Descubrieron que los roedores con una menor ingesta de zinc sucumbieron a la infección hasta tres veces más rápido porque su sistema inmunológico no tenía suficiente para ayudar a matar las bacterias.

"El zinc en la dieta está asociado con la función inmune y la resistencia a la infección bacteriana, pero la forma en que proporciona protección se ha mantenido esquiva", han declarado los investigadores.

"Nuestro trabajo muestra que el zinc se moviliza a sitios de infección donde estresa a las bacterias invasoras y ayuda a las células inmunes específicas a matar a Streptococcus pneumoniae", añaden.

Este trabajo también tradujo sus hallazgos al mostrar que las células inmunes humanas específicas podrían usar zinc para mejorar la destrucción del Streptococcus pneumoniae invasor.

La neumonía representa más de un millón de muertes cada año, con la mayor carga de salud en países donde la deficiencia de zinc con frecuencia sigue siendo un gran desafío social, agregan los investigadores que insisten en que "estos hallazgos resaltan la importancia de garantizar la una dieta suficiente en zinc como parte de cualquier estrategia poblacional para controlar la carga de la enfermedad neumocócica junto con la vacunación y otros enfoques antimicrobianos".

Dónde encontrarlo


El zinc se encuentra en las ostras, las almejas el cangrejo, en los huevos, la carne de res, cerdo, pollo o pavo, el chocolate, las semillas de calabaza o sandía, cereales fortificados, el hígado, las avellanas o almendras y los copos de avena.

La cantidad diaria recomendada de zinc es de 8 mg para las mujeres y de 11 mg para los hombres adultos.

elconfidencial.com / Patricia Matey , 23 agosto 2019

Todo lo que el zinc de la dieta puede hacer por ti y aún no lo sabes