Con una altura de unos 457 metros y con un coste de 1.300.000 euros este puente golgante situado
por encima de un glaciar en los Alpes suizos es el más alto de Europa.

Los ingenieros han estado durante cinco meses construyendo el “Titlis Cliff Walk”.
Tiene 100 metros de largo y casi 1 metro de ancho. Se encuentra a nada más y nada menos que 457 metros
por encima de un glaciar y como es de suponer las vistas son impresionantes.

En el día de la inauguración una gran tormenta redujo la visibilidad dejando a los visitantes sin tener
ni idea de lo que había debajo.
El impresionante puente situado sobre el monte Titlis fue construído para celebrar el 100 aniversario
de la construcción de un teleférico que unía las ciudades de Engelberg y Gerschnialp en enero de 1913.

La construcción del puente fue un desafío para los ingenieros que supuso horas de trabajo
en condiciones metereológicas muy duras. “Todo el mundo está muy impresionado con el puente”.
“Empezó una tormenta de nieve que hizo que fuera una auténtica aventura para las personas
que lo estaban cruzando”, explicaba Peter Reinle.

YouTube Video
ERROR: Si ves este mensajeYouTube esta caido o no tienes el Flash Player instalado.