Aunque la cuarta temporada aún no se ha estrenado en el canal online,
ya ha comenzado a especularse sobre su posible renovación.
¿Podrán contar de nuevo con el reparto al completo?




El estreno de la cuarta temporada de Arrested Development en Netflix es uno de los más importantes eventos televisivos de 2013 y,
aunque la legión de fans de la 'sitcom' tiene motivos de sobra para estar frotándose las manos,
también debe tener los pies en el suelo.
El encargo de una nueva entrega de la inolvidable comedia hizo realidad el sueño de multitud de seguidores
en todo el mundo que, desde su cancelación en Fox en 2006, habían reivindicado el regreso de los Bluth.
Sin embargo, aunque la cuarta temporada ya es un hecho, parece que su continuación en Netflix no está garantizada 100%.

Según informaba 'The Hollywood Reporter' a principios de esta semana, uno de los directivos de la plataforma online,
Reed Hastings, les comunicó a los inversores que no veía probable la posibilidad de hacer una quinta,
sexta y séptima temporada de la ficción.
Hastings confesó estar emocionado con haber podido reunir al reparto para una nueva entrega,
aunque también aseguró que Netflix tiene algunos productos a los que considera más fundamentales,
como Derek de Ricky Gervais o la brillante House of Cards protagonizada por Kevin Spacey.

Sin embargo, la plataforma online no ha tardado en retractarse de las declaraciones de su directivo argumentando que,
aunque sería muy difícil poder contar de nuevo con el reparto al completo, aún tienen la esperanza de poder hacer más temporadas:
"Tenemos esperanza en que haya más temporadas. Y si alguien consigue volver a reunirles, ese es Ted [Sarandos]".

Mientras, seguimos esperando la fecha oficial para el lanzamiento de la nueva entrega, aunque sabemos que tendrá lugar en mayo de 2013.
La cuarta temporada de Arrested constará de 14 episodios y cada uno de ellos estará centrado en un miembro diferente de la familia Bluth.
Poco más puede avanzarse de los nuevos capítulos, ya que la política respecto a los 'spoilers'
ha sido muy estricta para asegurarse de que los fans se sorprendan de lo que les ocurre a los protagonistas.