Dos hombres vestidos de ninjas están parados en una plaza publica con un letrero que dice: (fight me) lucha contra mi.

Y esperan pacientes a que alguna persona que vaya pasando se atreva a enfrentarlos.

Pronto algunos caen en la tentación y se llenan de valor para enfrentarlos, comienza la lucha,
pero rápidamente las cosas dan un giro de 360 grados que hace que algunos salgan huyendo despavoridos
y otros (los valientes) se quedan a enfrentar la situación