Falleció, en 2018, el último rinoceronte macho blanco del norte. Fue sacrificado por complicaciones de salud, debido a su edad. El animal estaba en Kenia, siendo cuidado, junto a otras 2 rinocerontes, por Ol Pejeta Conservancy. Su muerte indica el fin de las subespecies, aunque todavía quedan 2 rinocerontes blancos del norte hembras.


Esta muerte obliga a los expertos a trabajar y encontrar la forma de reproducir a la especie de forma no natural.

Las 2 rinocerontes vivas son madre e hija y son las únicas de esa especie en todo nuestro planeta. Su especie se extinguió debido a la caza furtiva por sus cuernos, que se vendían en el mercado negro con «fines medicinales orientales», según Petapixel.

Fatu y Najin son vigiladas y cuidadas las 24 horas del día en una enorme área cerrada y protegida (360 km cuadrados). No están encerradas, sino que pueden «vagar libremente», pero tienen un cuidador las 24 horas y, además, hay oficiales armados que también las cuidan. Incluso, poco antes de la muerte del rinoceronte macho, 3 cazadores quisieron matar a los animales y «se produjo un tiroteo que terminó con la muerte de los 3 cazadores furtivos».

De acuerdo al sitio, los protectores y cuidadores viven cerca de las rinocerontes y trabajan 20 días: «Estos héroes se sacrifican mucho por estos animales». «James Mwenda tiene un asiento de primera fila para el espectáculo que es la crisis de extinción impulsada por el hombre. Día tras día verifica, alimenta, cuida y, a menudo, simplemente pasa el rato con los dos últimos rinocerontes blancos del norte que quedan en el planeta», escribieron en Earther. Mwenda las alimenta, controla su salud, las baña y se asegura de que no les pase nada, mientras que los militares controlan que nadie pase para cazarlas.

Respecto a Najin, la madre, «no se sabe si podría tener un embarazo nuevamente», cuenta su cuidador y, además, «la más joven, Fatu, tiene un problema con su útero. El veterinario dice que es corregible». Es difícil que la especie sobreviva y él lo sabe, pero tiene esperanza en la ciencia. Según Earther «esperan utilizar los óvulos, así como el esperma congelado de varios machos para revivir la subespecie», pero se necesita de la ayuda de todos, debido a que son costos muy caros.

Puedes colaborar en Ol Pejeta

vix.com / Valentina C, 03 mayo 2019

Solo 2 rinocerontes sobreviven de una especie que se extinguirá: sus cuidadores son HÉROES