DeepMind ha conseguido que la inteligencia artificial de Google ya no nos necesite para aprender.

Desde el nacimiento de DeepMind en el año 2010, la compañía ha estado inmersa en el desarrollo e investigación de inteligencia artificial. Google adquirió DeepMind en 2014 por unos 500 millones de dólares y la actual filial de Alphabet sigue a toda meta con la creación de una Inteligencia Artificial más capaz.

Uno de los resultados de esa investigación que más se ha dado a conocer en todo el mundo es AlphaGo, el programa desarrollado por DeepMind que, mediante el uso de redes neuronales, consiguió vencer a un campeón de Go, el juego de mesa de estrategia.

Ordenador Neuronal Diferenciable: aprender más a partir de lo que ya conoce

Ahora DeepMind anuncia un nuevo logro que puede cambiar y mucho las cosas: la inteligencia artificial ya puede aprender sin la intervención humana. Esto es posible gracias a su último avance, la creación de un sistema de aprendizaje híbrido llamado Ordenador Neuronal Diferenciable (DNC, Differential Neural Computer).

¿En qué consiste DNC? Básicamente la IA es capaz de aprovechar los datos e información ya existentes en el sistema, combinados con una red neuronal para aprender y resolver problemas nuevos, sin que sea necesaria la intervención de los humanos para enseñarle previamente las respuestas.

Desde DeepMind explican con todo detalle en qué consiste este avance; al igual que un cerebro humano, las redes neuronales utilizan nodos interconectados para “estimular centros específicos encargados de completar tareas”. Con DNC, la Inteligencia Artificial optimiza el uso de esos nodos para dar con soluciones más rápidas.
YouTube Video
ERROR: Si ves este mensajeYouTube esta caido o no tienes el Flash Player instalado.

Por ejemplo, DeepMind destaca un caso práctico en el que alimentan el sistema de los fundamentos de la red de transporte subterráneo de Londres y el DNC es capaz no sólo de procesar la información, sino también de elaborar rutas alternativas y establecer relación entre ellas en base a lo que ya conoce.

En resumen, DeepMind puede ahora encontrar soluciones y dar respuestas sin estar condicionado a nueva información externa. No veremos esto aplicado a corto plazo en ningún servicio de Google, está claro, pero es obvio que la compañía tiene muchas esperanzas puestas en su IA, sobre todo mirando al futuro en el que los asistentes personales estarán muy presentes, no hay más que ver la importancia que dieron a Assistant durante el evento de presentación de los Google Pixel.

omicrono.com / Pedro Moya 18 octubre 2016

La Inteligencia Artificial de Google ya no necesita humanos