Seguramente está pasando el peor momento de su vida,
sobre todo después de terminar una relación y ver su carrera en ruinas



El control de la vida de Britney Spears es aún muy estricto, esto debido a los problemas tan terribles
que ha vivido durante su larga carrera. Al parecer su nuevo tutor, Jamie Spears,
no dejará que ella de rienda suelta a sus extremos.

Según una fuente cercana, Spears no podrá saborear las delicias de Las Vegas,
que es conocida como La Ciudad del Pecado.
Contrario a los excesos que pudiera disfrutar, la artista será vigilada todo el tiempo.

"Britney no tiene permitido en absoluto jugar y no puede llevar a nadie a su suite del casino",
declaró una fuente cercana.

"Realmente estarán monitoreando su conducta y estado de ánimo para asegurarse de que se siente bien y
lista para las difíciles horas de trabajo cada noche", por lo que Britney Spears tendrá que lidiar con un equipo de seguridad.