El café es una de las bebidas que primero prohíben los médicos, pero ¿es malo realmente?

Muchos lo consideran un vicio, porque crea dependencia, quita el sueño, te excita y activa, sin embargo, muchos estudios demuestran que la cafeína (siempre de forma moderada) tiene muchos beneficios para nuestra salud:

- Podemos considerar el café como un alimento funcional, ya que su alto contenido en antioxidantes y polifenoles, retrasan el envejecimiento celular. Las moras, nueces, fresas, alcachofas y arándanos son los únicos que contienen más antioxidantes que el café.

- Reduce el riesgo de padecer Alzheimer

- Se ha demostrado que beber de tres a cuatro tazas de café diarias, ayudan a disminuir hasta en un 25 por ciento el riesgo de diabetes tipo II.

- Favorece la digestión y disminuye la sensación de hambre, por lo que puede ser de ayuda en las dietas.

- Mejora el asma y las alergias. La cafeína dilata los bronquios, combatiendo las crisis de asma y otras alergias.

- Sorprendentemente, ayuda a calmar los síntomas de la migraña.

- La cafeína que contiene, mejora el rendimiento, la capacidad de atención, aprendizaje y la memoria.

- Disminuye la depresión. El consumo moderado de café ayuda a sobrellevar esta enfermedad, al ser un estimulante natural.

Como veis, no es tan malo como lo pintan.

esquire.es 30/05/14