El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha vuelto a confirmar que los enlaces de descarga son legales, siempre y cuando no se publiquen con ánimo de lucro.

Escribir en Omicrono sobre temas legales puede llegar a ser cansino; eso es porque las resoluciones firmes suelen ser raras, y aunque lo fueran siempre hay un camino, una alternativa, para reabrir el debate y la polémica.

Pongamos el caso de los enlaces de descarga, que hoy han vuelto a recibir protección de parte de la Unión Europea después de que el Tribunal de Justicia no considere ilegal enlazar a contenido con copyright.

Las fotos “subidas de tono” que pueden cambiar la legalidad de los enlaces

El caso empezó cuando una página web alojada en los Países Bajos, llamada GeenStijl, enlazó a otra página web que contenía fotografías que eran propiedad de la revista PlayBoy.

Como las fotos eran de una celebridad holandesa, había cierto interés en evitar que se filtrasen y la editora hizo todo lo posible para eliminar el enlace, algo a lo que GeenStijl se negó y por eso fueron a juicio, un enfrentamiento legal largo y tedioso que hoy ha tenido un nuevo capítulo.

El tribunal holandés encargado del caso preguntó al Tribunal Europeo si enlazar a contenido con copyright es lo mismo que publicarlo, en otras palabras, si es una “comunicación con el público” de un material que hasta entonces no se había hecho público.

Los enlaces de descarga son legales *

Finalmente, el Tribunal Europeo ha llegado a la conclusión de que publicar enlaces no es ilegal, siempre y cuando no se hayan publicado con el objetivo de conseguir un beneficio monetario.

La clave está en que la persona que enlaza no tiene porqué saber si el contenido ha sido subido sin permiso de los propietarios de sus derechos; eso es responsabilidad del que ha subido el contenido.

Por lo tanto, si enlazamos a unas imágenes, es posible que no sepamos que han sido robadas, y no estaríamos haciendo nada ilegal.

Sin embargo, si sacamos algún provecho de enlazar el contenido, la cosa cambia. En ese caso, se asume que tenemos que saber si el contenido es ilegal o no; por ejemplo, si tenemos publicidad en nuestra página o si usamos acortadores que nos pagan por compartir enlaces.

Si esta decisión parece complicada, es por una razón: porque el Tribunal Europeo no puede simplemente decir que todos los enlaces son legales, porque no lo son (por ejemplo, enlaces a sitios que fomentan el terrorismo).

Qué enlaces son legales y cuáles son ilegales

Al incluir la distinción de ganar dinero con el enlace, esta decisión protege la libre circulación de enlaces en redes sociales, blogs, chats y otros sitios, ya que en esos casos no ganamos nada por compartir el enlace.

Pero al mismo tiempo, esta decisión puede ser muy perjudicial para las webs que ganan dinero subiendo enlaces a contenido protegido.

¿Es este el golpe definitivo a los que quieren ilegalizar completamente los enlaces a contenido protegido? Por supuesto que no. Como ya dije al inicio del artículo, esto va para largo y probablemente el año que viene saltará una noticia similar.

Lo importante es que, pese a estos giros de guión constantes, el resultado final sea el más beneficioso para Internet y los internautas.

omicrono.com / Adrian Raya 08/09/16

Es cierto: los enlaces de descarga son legales