Una divertida broma que un papá le hace a su pequeña hija.