Luego de enterarse que la empresa estaba en quiebra, la cantante quiso finiquitar su relación laboral



Selena Gomez asegura que la firma de perfume Adrenalina le debe, al menos, 5.2 millones de dólares debido al fracaso de su negocio en común.
Por ello, Selena habría presentado una contrademanda por la que excusaba su ruptura con la firma diciendo que sólo se retiró
cuando supo que la compañía estaba en quiebra y por tanto no podía fabricar ni vender su línea de perfumes, según informa TMZ.

Pero no fue ella quien comenzó la guerra judicial. Hace un mes, la firma presentó una demanda contra la artista de 20 años
por romper el contrato que le llevaría a ser imagen de la marca y que le reportaría la generosa cantidad.

Así, y según los documentos presentados por el abogado de Selena, Michael Weinsten,
Adrenalina prometió pagar a la joven cantante un 5% de comisión por cada una de las ventas que se hicieran de la esencia;
lo que le reportaría los 5.2 millones.

El equipo legal de Selena insiste en que ella sólo puso fin al contrato para proteger su reputación,
tras descubrir que la empresa apenas podía asumir el pago de los salarios de sus empleados.

"Cualquier reclamación que asegure que Selena faltó a sus obligaciones promocionales con la marca es ridícula,
y está creada tras el cierre de Adrenalina.
Selena enfrentará con decisión esta demanda y pronto lanzará su propia demanda contra Adrenalina,
a quien solicitará millones de dólares por daños y perjuicios", había dicho anteriormente Weinsten.