Ya debes haber visto esa escena. Cuando dos perros permanecen unidos durante un tiempo después del apareamiento, puede parecer doloroso e incómodo. ¿Es mejor separarlos?


Apareamiento de los perros


En realidad, es una reacción biológica natural. Cuando la hembra está en celo, produce feromonas que atraen al macho. La primera interacción es oler los genitales, y luego el macho monta a la hembra.

Según la profesora brasileña Paula Papa, de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad de São Paulo, cuando comienza la cópula, los perros quedan pegados por la cola.

«Cuando el macho introduce el pene en la vagina de la hembra, él expande el bulbo del pene, que funciona como un tapón, para que el esperma vaya directo al organismo de la perra», explica la académica.

Por su parte, la vagina de la hembra tiene un formato anatómico que encaja con el pene del perro, y es por eso que se pegan durante el apareamiento.

«Como el bulbo del pene se hincha durante la eyaculación, el macho no puede separarse de la hembra», cuenta Paula, «y cualquier intervención mecánica puede causar lesiones en los animales».

El acto puede durar de 15 minutos hasta una hora, dependiendo de la raza y del porte de los perros.

Un detalle importante. De acuerdo con la profesora, la posición de cópula no es necesariamente la del macho montado en la hembra. «Eso es solo una señal de dominación. La cópula solo sucede si quedan girados.» Por otro lado, Paula explica que el bulbo reduce su tamaño cuando la cópula termina, y los animales se separan naturalmente.

«Esa evolución ha ocurrido para que el macho contribuya a que la fecundación ocurra, ya que las posibilidades son mucho mayores», completa.

Así que si ves a dos perros pegados, no hagas nada, pues es un acto completamente normal que forma parte del acto reproductivo.

vix.com / Nicanor Valdez


¿Se puede separar los perros que quedan pegados después de aparearse?