Con el bote que no deja producto dentro aprovecharás hasta la última gota de lo que has pagado.


Todo el mundo sabe que cuando compras un bote de ketchup u otra salsa, no estás pagando por la cantidad que pone; siempre hay que restarle un poco, la cantidad que acaba pegada a las paredes del interior del bote y que es imposible de sacar sin sacar una navaja y abrirlo.

Es una situación frustrante pero que pese a todo hemos terminado aceptando como un sacrificio por poder disfrutar de la comodidad de este tipo de botes. Se acabó: científicos del MIT han dicho basta y han desarrollado el bote que no deja producto dentro.

Con este bote que no deja producto dentro ahorraremos

Bueno, eso no es del todo cierto; en realidad el invento se llama LiquiGlide, y se trata de un revestimiento para el interior de los botes y botellas que los hace resbaladizos, permitiendo que el producto salga sin problemas.

Esta innovación ganó un premio del MIT y desde entonces sus creadores han trabajado para crear una startup y comercializar el revestimiento; y por fin han podido anunciar a sus primeros clientes, el fabricante noruego Orkla especializado en salsas que distribuye por Europa, y la norteamericana Elmer.
YouTube Video
ERROR: Si ves este mensajeYouTube esta caido o no tienes el Flash Player instalado.
Orkla usará LiquiGlide en sus botes de mayonesa, pero sus creadores aseguran que el sector alimentario no es el único que puede beneficiarse del revestimiento, y que en el futuro también desarrollará productos para tuberías por las que pase aceite o gases, así como utensilios médicos como catéteres.

omicrono.com / 6 julio, 2015 — Adrian Raya

El bote que no deja producto dentro