Ya sabemos que merendar es un hábito fundamental en la dieta pero muchas veces es muy difícil encontrar algo para picar entre horas en la oficina o en algún momento de nuestras caóticas vidas que no solo esté bueno sino que también sea saludable. Tampoco hay que romperse la cabeza porque con sencillez y un poco de inventiva la hora de la merienda será la más esperada del día. Aquí van algunos ejemplos:

..... 1. Fresas rellenas

Esta receta requiere un mínimo de esfuerzo para hacer una merienda rápida y deliciosa en cuestión de minutos.

• ½ plátano
• 2 onzas de yogurt griego
• 8 fresas
• 1 culcharadita de almendras picadas

Machacar el plátano en un bol con un tenedor y mezclar con el yogurt. Remover la parte superior de las fresas y vaciar el interior usando un cuchillo. Rellenar cada fresa con la mezcla del plátano y el yogurt y decorar con las almendras.

..... 2. Manzana con mantequilla de maní

Cortar las manzanas en dos rodajas gruesas y utilizar como un ‘sandwich’ rellenando el medio con una cucharada de mantequilla de maní y rociar con algunas pasas.

3. Zanahorias y Humus

Si no te apetecen las meriendas dulces, puedes optar por algo salado como unos tallos pequeños de zanahoria u apio con un dip como humus o tzatziki. Sano y bajo en calorías.

4. Aguacate con sal marina

Otra merienda salada pero de lo más fácil. Coge un alimento tan simple como un aguacate y con un mínimo de esfuerzo conviértelo en una sabrosa comida. Corta el aguacate -porque la mitad es suficiente- y luego córtalo en rodajas. Adereza los trozos de aguacate con sal marina y un poco de aceite de oliva y acompáñalo con algunos picos o galletas saladas.

..... 5. Barras de granola

Vale, no es la receta más sana habida y por haber pero es que estas barras de granola de Andrea Dekker están tan buenas que no podemos evitar mencionarlas.

• 1/2 taza miel o sirope {I used 1/4 c. of each
• 1/2 taza azúcar morena
• 1/2 taza mantequilla de maní
• 2 tazas de avena en polvo
• 2 tazas de cereales Rice Krispy
• 1/4 taza semillas de lino
• 1 o 2 cucharadas de germen de trigo (opcional)
• 1 taza de lo que tú escojas (chispas de chocolate, nueces, semillas etc

Mezclar en una bandeja con miel y azúcar morena. Cocinar a fuego medio hasta que el azúcar se disuelva. Remover constantemente. Sacar del fuego y rápidamente mezclar con la mantequillas de maní. Mezclar la avenda, cereal, lino y germen de trigo en un bol. Mezclar con la miel y remover. Agregar los ‘toppings’.

tapasmagazine.es / Claire Williamson, 05 febrero 2019

Saltarse la rutina con meriendas sanas y fáciles