El emperador Marco Ulpio Trajano, originario de Itálica (actual Santiponce, en Sevilla) es recordado por ser uno de los mejores generales y gobernantes, cuya gestión al frente del Imperio Romano ayudó a hacerlo todavía más grande y poderoso. Bajo su mandato muchas fueron las obras, monumentos e infraestructuras llevadas a cabo (algunas de las cuales hoy en día todavía perduran).

Una de ellas fue el proyectar en un mismo espacio de seis plantas un gran área que reuniese distintos tipos de comercios en las tres plantas inferiores (como si de un mercado público se tratase pero cubierto), las superiores albergarían oficinas administrativas del emperador e incluso había sitio para una biblioteca y otros espacios de ocio. Este lugar fue conocido como el ‘Mercado Trajano’ y para la mayoría de historiadores es considerado como el ‘primer centro comercial de la Historia’.

El trabajo de diseñar el Mercado Trajano corrió a cargo del arquitecto de origen sirio Apolodoro de Damasco, quien además de hacerse cargo de este cometido también fue el responsable de la mayoría de las más importantes construcciones realizadas durante la etapa del emperador Trajano y su sucesor Adriano.

La obra se realizó al mismo tiempo que el Foro Trajano, situado junto al mercado, entre los años 100 y 112 d.C. (algunas fuentes indican que entre el 107 y el 110 d.C. pero resulta prácticamente imposible que lo hubieran realizado en tan corto espacio de tiempo).

20minutos.es / Por Alfred López 02 de marzo de 2016

¿Sabías que el primer centro comercial de la Historia se levantó en la Antigua Roma?