Científicos rusos han revelado su plan para destruir un asteroide que pasará “peligrosamente cerca” de la Tierra.

Si hay algo que nos ha enseñado Hollywood, es que cuando un asteroide se estrella contra un planeta no hay mucho que hacer, excepto si sacamos las bombas nucleares.

La verdad es que las principales agencias espaciales ya tienen planes similares, aunque algunas corrientes de pensamiento prefieren alternativas como mover los asteroides en vez de destruirlos, no sólo debido al riesgo que conlleva crear una lluvia de meteoritos, sino también a la necesidad de usar cohetes que tienen que estar preparados con mucha antelación.


Los misiles balísticos, el arma perfecta contra asteroides

Por ejemplo, el cohete tendría que llenarse de combustible unos diez días antes de su lanzamiento, por lo que no llegaría a tiempo si el asteroide se descubre tarde.

Ahora los investigadores del Makeyev Rocket Design Bureau aseguran que están desarrollando un plan para destruir asteroides sin necesidad de tantas preparaciones. Su idea es usar misiles balísticos, o ICBM, aquellos que sólo necesitan una pequeña porción de combustible porque una vez que han definido su trayectoria no la pueden cambiar, igual que una bala.

Aunque los misiles balísticos actuales necesitarían modificaciones para alcanzar objetos en el espacio (ya que normalmente están ideados para atacar países enemigos gracias a su gran alcance), los investigadores creen que serían ideales para esta tarea, y podrían ser disparados contra asteroides detectados apenas horas antes de su impacto gracias al uso de combustible sólido, mucho más estable.

El plan de Rusia para destruir un asteroide

Para demostrarlo, los científicos ya han elegido una “víctima”: 99942 Apophis, un asteroide descubierto en 2004 y que pasará peligrosamente cerca de la Tierra en 2036. La NASA ha descartado que este asteroide suponga un peligro para nuestro planeta, afirmando que las posibilidades de que impacte son de una contra un millón.


Por lo tanto, es el conejillo de Indias perfecto, ya que pasará tan cerca como es posible sin suponer un peligro, de cara a futuras amenazas que si impacten contra la Tierra.

Sin embargo, aún queda mucho tiempo y trabajo por delante. Para empezar, los científicos necesitarán aprobación para modificar estos misiles, ya que son los que se usan para montar cabezas nucleares y podrían provocar una guerra mundial si cayesen en manos equivocadas.

El de Rusia no es el único plan similar, la NASA y la ESA también tienen otras ideas para luchar contra la amenaza de los asteroides. Lo que parece claro es que la humanidad debería estar lista para ello.

omicrono.com / Adrián Raya 14/02/16

Rusia quiere destruir un asteroide en 2036